lunes, 19 de agosto de 2013

Conociendo Asturias: PLAYA DE BUELNA.

Después de unos dias de descanso volvemos con la actividad en el Blog. 
Seguimos con el viaje que realicé a Asturias en el mes de Julio. En esta ocasión os presento una de las localizaciones que mas ganas tenia de conocer y que no me defraudo en absoluto.






En el extremo más oriental del concejo de Llanes se ubica el pueblo de Buelna, al pie de la sierra de Borbolla y a 14 km. de Llanes.
Su entorno, rodeada de pastos y campos de cultivo, se caracteriza por la gran belleza y singularidad del paisaje, ya que ha sido formada a expensas de un conjunto de depresiones kársticas. Como ejemplo, el enorme pináculo calcáreo que puede verse en uno de sus extremos, denominado "El Picón". Esta playa presenta una forma de canal muy irregular. Ocupando unos 50 metros que se amplían a 1.000 metros en bajamar.




Su forma de canal hace que sea muy segura en las pleamares. Si a ello se añade la proximidad al núcleo rural de Buelna y su interesante paisaje, cuajado de formas kársticas como bufones, lapiaces o dolinas, explica que, a pesar de no contar con ningún tipo de servicios o equipamientos sea muy frecuentada.

Había visto mil veces su famoso "picón" en fotografías pero no hay cosa como verlo en directo.
La pleamar que había era muy fuerte y eso me impidió acercarme hasta el mismo, al estar rodeado de agua tuve que fotografiarlo desde al orilla. 






En amanecer ya prometía de camino a la localización y la verdad que no defraudo. Viendo amanecer en este privilegiado entorno, disfrutando de la tranquilidad, de la paleta de colores que me ofreció el momento, hicieron que fuera uno de los amaneceres en los que mas disfrute de la fotografía.





Con el sol ya alto en el horizonte como para sacar algo decente, el cielo comenzó a cubrirse, haciéndome estirar la sesión hasta agotar la batería. Una jornada inolvidable en la que tuve tiempo para darme un baño en sus aguas, a pesar de no haber llevado bañador.