miércoles, 13 de junio de 2012

Rincones secretos IV

Con esta entrada termino de momento la serie de "rincones secretos" que por que no decirlo, me ha dado bastantes buenas fotos, pudiendo visitar lugares hasta ahora desconocidos para mi de los que no había visto fotografía alguna y que están repletos de posibilidades.

Estas fotografías que os muestro están realizadas en una zona muy próxima a las de la ultima entrada. Es una zona a la que hay que acceder con media marea o en bajamar, ya que con la pleamar se complica el acceso y mas si es un día de viento como el día en que se realizaron estas fotografías.




Deciros que la totalidad de las imágenes que tome ese día están realizadas en condiciones hasta ese momento nuevas para mi. Normalmente suelo trabajar en horas crepusculares o días nublados para lograr una luz suave y uniforme, evitando así los grandes contrastes que suceden en las horas centrales de los días soleados. Pues bien, estas imágenes están realizadas entre las 16h y las 18h del Domingo 10 de Junio.
La verdad es que había alguna nube en el cielo pero en bastantes momentos el sol pegaba de lleno sobre la escena mientras se realizaba la exposición.
Al ser exposiciones de alrededor de 1 minuto se daba lugar a una mezcla de luces en la escena que al verlas por primera vez en la pantalla de la cámara me sorprendieron gratamente. Me ayude de un filtro de densidad neutra 64x que resta 6 diafragmas mas un polarizador para sacar las rocas del fondo y realzar el color del mar, de sacar detalle en el cielo se encargo el inverso de 3 pasos de singh-ray.




En esta zona nos encontramos varios islotes y rocas repartidas por la orilla con grandes posibilidades para componer y que muestran unas texturas magnificas. La verdad es que es un sitio en el que las fotos van saliendo solas.




Esta otra imagen muestra como se encuentra la mayoría del litoral en esta época del año con sus fondos cubiertos por las algas. Es por eso que hay que extremar las precauciones al acercarnos a la orilla si no queremos tener un disgusto en forma de caída con el consiguiente golpe o perdida irrecuperable del equipo.





Por ultimo os dejo con una imagen mas cerrada de lo que acostumbro a realizar habitualmente en este tipo de fotografía. En ocasiones me gusta poner la óptica en su posición menos angular (40mm) y buscar pequeñas extracciones para ir acostumbrando a mi cabeza antes de empezar a usar el 70-200 para estos menesteres. 

Sin duda un lugar con multitud de posibilidades y en el que tuve oportunidad de probar la fotografía de paisaje en estas nuevas condiciones de mezcla de luces y largas exposiciones que me ha dejado un buen sabor de boca.