jueves, 16 de agosto de 2012

Sonabia

En esta ocasión voy a escribir sobre las primeras fotografías que realicé en este bello rincón de la costa cántabra.
De la mano de Jesús Bravo pude conocer in situ este lugar que tanto había visto en fotografías de otros compañeros pero que no tenia el placer de conocer personalmente.
Aquel atardecer prometía, y tras enseñarnos varios encuadres y ponernos al corriente del terreno nos dirigimos hasta la base del cabo cebollero o "la ballena" como también se le conoce, debido a su forma larga y redondeada, parecido al perfil de una ballena.
Las grandes olas que había hacían imposible y poco aconsejable acercarse demasiado a la orilla y había que conformarse con sacar el mar desde una posición algo elevada.




En la primera imagen aparece el sol justo antes de ponerse tras el monte Buciero. También se aprecia la bruma que junto con la practica desaparición de las nubes altas que había terminaron por chafarnos un poco la fiesta.









Visto que las luces no iban a ser nada el oto mundo decidí cambiar de orientacion y buscar otro encuadre.
Encontré esta entrada en la roca donde se formaba una gran cantidad de espuma debido al fuerte oleaje y decidí hacerla protagonista de esta toma.
Después de realizar alguna toma mas tuvimos una entretenida charla sobre fotografía que tuve que abandonar antes de lo que me hubiera gustado. Aun así me fui del lugar con un buen sabor de boca al descubrir un lugar lleno de posibilidades y al que no descarto volver en cuanto tenga ocasión